Las Tutorías constituyen una vía de atención y apoyo a los estudiantes, estas se diferencian según  la etapa del proceso de formación:

  • En los primeros ciclos de la formación  la Tutoría constituye un apoyo al proceso de aprender a ser un estudiante de éxito. Los Tutores prestan especial atención a los  problemas académicos de materias complejas.  Asesoran  a los estudiantes en la planificación del tiempo, en la apropiación de estrategias de estudios. Le enseñan a ver diferentes caminos para aprender las materias, a buscar información y a comunicarla.  El Tutor demuestra las potencialidades de la profesión que estudia, el estado actual de esta, el futuro que tiene en el Estado, País y en el mundo.  El Tutor, conjuntamente con los docentes, fortalece la atención a la educación en los valores y ética de la profesión.
  • Durante la formación el Tutor constituye un apoyo muy importante en la asesoría a las prácticas profesionales; en la asunción de la imagen y comportamiento esperados del profesional que se forma, en particular asesora en  la inserción de los estudiantes a los espacios en el campo laboral.
  • En la etapa final de estudios, asesora al estudiante para el Servicio Social y en la investigación o proyecto en el que se inserta como parte de la formación para la titulación.

En el desempeño de sus funciones el TUTOR establece los vínculos necesarios con los docentes que dan clases al grupo,  así como con los padres de familia de los jóvenes que estudian en la institución.

Ir Arriba